Una cultura de alto desempeño no depende de un simple factor

November 16, 2016

 

Una cultura de alto desempeño no depende de un simple factor, ni es tampoco el resultado de un par de elementos. El contexto entero en el que operas impacta fuertemente tus resultados. Este contexto incluye la cultura de la compañía: cómo se hacen las cosas, cómo se toman las decisiones, qué funciona y qué no con respecto a comportamientos y qué y cómo debe recompensarse.

 

La clave para construir una cultura de alto desempeño es asegurarte de considerar qué y cómo llegarás a tus metas, es decir, tener las definiciones precisas de hacia dónde te diriges en un marco de tiempo específico.

 

Las particularidades de una cultura de alto desempeño son únicas para tu compañía, puesto que están basadas en lo que funcionará mejor en tu caso para conducirte a donde quieres llegar y dentro de los parámetros que has definido. No hay aproximaciones de talla única cuando se trata de cultura.

 

Sin embargo, aquí tienes 10 elementos clave para crear una cultura de alto desempeño que probablemente sirvan a la mayoría de las organizaciones:

 

#1 – Definir claramente qué es éxito para ti:

Observa toda la organización y define cómo debe percibirse el éxito en todos los ámbitos: ventas, marketing, servicio al cliente, procura, finanzas, etc.

 

#2 – Explicar en lujo de detalles la cultura preferida:

De la misma manera en que los líderes moldean y comunican su visión, también esbozan en detalle una imagen de la cultura que persiguen.

Esto puede ser solo un listado de principios o valores guía, mas mejor aun sería ir más allá al establecer los comportamientos preferidos que apoyen estos valores: ¿Con cuáles aspectos de nuestra cultura actual estamos felices y con cuáles no? ¿Qué conductas preferidas necesitamos para crear la cultura que queremos? ¿Cuáles comportamientos son recompensados actualmente? ¿Qué conductas inaceptables están siendo toleradas? ¿Cómo medimos cada una de nuestras conductas preferidas?

 

#3 – Establecer metas ambiciosas

Los empleados tienden a alcanzar los estándares que se establecen para ellos. Mientras mayores sean tus expectativas, más logros tendrán. Sin embargo, hay una fina división entre metas ambiciosas buenas, que pueden energizar a una organización, y malas, que pueden derrumbar el ánimo.

 

#4 – Conectarse con el panorama general

La mayoría de los empleados quieren ser parte de un futuro emocionante, saber qué es importante en su trabajo y cómo reconocer que han alcanzado la excelencia. Para que los objetivos sean significativos y efectivos en motivar a los empleados, deben estar vinculados a metas organizacionales mayores. El nivel de compromiso puede disminuir en aquellos empleados que no entienden cómo su papel afecta al éxito de la compañía. No importa en qué nivel se encuentre, este debe ser capaz de expresar con claridad cómo sus esfuerzos alimentan la estrategia general de la compañía.

 

#5 – Desarrollar un sentido de agencia:

Cuando los individuos entienden los límites dentro de los que pueden operar, así como el rumbo que desea llevar la compañía, se sienten empoderados para decidir y actuar con libertad, y la mayoría de las vecestoman las decisiones correctas. Empiezan a pensar y actuar como "dueños"

 

#6 – Mejorar el desempeño mediante la transparencia

Al compartir las cifras con los empleados, se puede incrementar su sentido de agencia. Sin embargo, ser abierto no es suficiente. Hay que asegurarse de que los empleados  sepan interpretar los estados financieros y cómo pueden afectar esas cifras con su trabajo. Enfócate en métricas adicionales aparte de las financieras. Los empleados que no están en el área contable podrán identificarse mejor con los resultados y se sentirán más incluidos en el proceso.

 

#7 – Mejorar el desempeño mediante el compromiso laboral

Los empleados comprometidos ponen su alma y corazón en sus labores. Asimismo,  tienen la energía y entusiasmo necesarios para dar más de lo que se requiere en su trabajo. Los empleados comprometidos son  leales y están entregados a la organización.

 

#8 – Narrativa

La narrativa puede ser una herramienta poderosa cuando quieres impulsar el cambio organizacional y mejorar el desempeño. Los líderes deben poder usar historias para motivar a sus empleados a que logren más de lo que creyeron posible.

 

#9 – Comunicación interna

La comunicación interna necesita ser una prioridad en la agenda. ¿Los empleados escucharon el mensaje? ¿Lo creen? ¿Saben lo que significa? ¿Lo interpretaron e internalizaron?

 

#10 – Tomarse tiempo para celebrar

Recuerda celebrar los logros cuando estos sean alcanzados. Tomarse tiempo para celebrar es importante porque se reconoce el trabajo duro de las personas, aumenta la moral y mantiene el empuje. Si quieres que algo crezca viértele champaña.

 

La cultura desayuna estrategia

Las organizaciones de alto desempeño no dan su cultura por sentado. La planifican, monitorean y gestionan para que se mantenga alineada con lo que desean alcanzar. Recuerda las famosas palabras de Peter Drucker: “La cultura desayuna estrategia”.

 

Fuente: MELIORATE

 

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

©2016 BlueAdvisors SpA