La RSC promueve el desarrollo de la operación comercial de modo sustentable y comprometido con la sociedad y medio ambiente

November 3, 2016

 

Son tiempos de profundos cambios. De la misma manera, el mundo corporativo está en plena transformación de sus visiones, objetivos y valores. ¿Cuál es el nuevo papel de las empresas frente a esta nueva Era? Hoy en día, las compañías de todos los segmentos están centrándose en ofrecer productos y soluciones que puedan generar alto impacto positivo en la vida de las personas, solucionar nuestros problemas con mucha innovación y economía de recursos.

 

Además, con las nuevas tecnologías, y todas herramientas disponibles, las compañías tienen más recursos para evaluar los resultados obtenidos por sus iniciativas, así como el impacto real generado en el mercado.

 

En este escenario, el área de RSC (responsabilidad social corporativa) sigue al mismo rumbo, adentrándose en tiempos de una nueva visión, lo que llamamos de RSC 3.0. Esta nueva tendencia tiene como su principal objetivo la generación de un impacto mayor en las vidas de las personas por medio de proyectos más específicos, direccionados a la innovación social y al compromiso con el medio ambiente en todos los procesos.

 

El proceso de evolución desde la RSC 1.0 hacia el 3.0 ha empezado con el desarrollo de distintas acciones de filantropía en muchas comunidades, además de la adopción de prácticas de transparencia corporativas más claras. En el momento del 2.0, las acciones centraron sus esfuerzos en la comunidad de la misma región donde operan, crearon mayor sinergia con los negocios desarrollados y diseminaron el concepto de cultura de responsabilidad social estratégico dentro de las corporaciones.

 

En este momento más adelantado del área, las compañías ya cuentan con un buen  monitoreo de los resultados, lo que les proporciona mejores evaluaciones de las acciones que están logrando éxito. El Grupo Mais Unidos, que es una organización de más de 100 empresas globales actuando en Brasil, reportó, en su último informe, que cerca de 44% de las compañías asociadas tuvo los resultados técnicos de sus proyectos sociales reportados y documentados, al paso que 25% de las compañías dijeron que monitorearán parte de los logros y 25% reportaran los resultados financieros. Solamente 3% de las compañías dejaran los reportes aparte.

 

Después de años desarrollando sus proyectos de manera autónoma, en la actualidad, las empresas del mismo sector ya actúan juntas generando una posición única para el papel que tienen con las comunidades, a ejemplo del propio Grupo Mais Unidos.

 

En nuevos tiempos de economía responsable, la RSC ahora ocupa una posición determinante para el reconocimiento y notoriedad de las marcas – nuevos estudios apuntan que la responsabilidad social hace influencia de hasta 41% en el análisis de  reputación de la compañía. El dato viene de un reporte desarrollado por el Reputation Institute entre los consumidores de las siete empresas globales que cuentan con los mayores índices de compromiso social (incluyendo Intel) en 15 distintos países.

 

Sin embargo, en el RSC 3.0 el intercambio de los resultados y de los casos de éxitos es mayor entre las empresas, organizaciones relacionadas y también para todo el público en general. El número de compañías que divulgan sus reportes anuales de responsabilidad social sigue creciendo y son un gran orgullo para todos los empleados. El reporte del Grupo Mais Unidos reveló que 58% de las empresas participantes publican y divulgan regularmente sus reportes, mientras 36% aún no lo hacen.

 

Hubo también un grandísimo avanzo en la cantidad de empleados voluntarios en los proyectos sociales, lo que es un punto clave para las compañías que pueden generar con esto ambientes más colaborativos y empleados más comprometidos con el espíritu de equipo. Según el mismo informe de resultados del Grupo Mais Unidos, 75% de las empresas hicieron inversiones en iniciativas de voluntariado, mientras 19% no lo desarrollaron y 6% no contestaron la pregunta.

 

En 2014, se espera que el mundo corporativo fortalezca algunos de los conceptos que vienen ganando apoyo en el mercado, el trípode de “Lucro, Gente y Planeta” se reforzará con ojo agudo para los principales puntos que forman las culturas locales– después de años de experiencia y con mayor conocimiento del público participante de los proyectos, las empresas globales concluyeron que el éxito viene de la adaptación de los proyectos para las necesidades locales.

 

Mismo con modelos y propuestas globalizadas, es imprescindible que las compañías revisen todo lo que realmente pueda ser desarrollado localmente y proponga estrategias basadas en la realidad del país.

 

El RSC 3.0 propone a las empresas que aún no monitorean sus resultados, que empecen a hacerlo. Para las compañías que lo hacen, que revisen los impactos con el objetivo de optimizar esfuerzos, resultados y costos. La nueva tendencia también requiere la divulgación de todas las buenas prácticas, recomienda a las empresas que sigan involucrando voluntarios y colaboren para que los ciudadanos menos favorecidos  tengan más oportunidades en la sociedad de hoy y colaboración al medio ambiente.

 

¡Y claro, para las compañías que aún no tienen acciones de RSC, es tiempo de transformación. Empiécelo ya!

 

* La autora es Gerente de Responsabilidad Social de Intel para América Latina

 

fuente: Alta G

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

©2016 BlueAdvisors SpA