©2016 BlueAdvisors SpA

¿Sabías que tu oficina afecta tu productividad y salud?

July 13, 2017

 

Convierte tus espacios en ambientes cálidos y relajantes que mejoren tu creatividad, productividad y felicidad. A propósito, visítanos en nuestra nueva oficina, inspirada en algunos de los principios que discutiremos en el artículo, y trabajemos juntos para encontrar la solución adecuada para ti.

 

“Cuando las personas se reúnen para trabajar con un objetivo común en un espacio que les ayuda a cubrir sus necesidades físicas, cognitivas y emocionales es cuando realmente se pueden comprometer y se puede mejorar el rendimiento de tu organización”.

 

Steelcase, empresa de mobiliario con más de 100 años en el mercado.

 

Si sumamos el mobiliario requerido, considerando su practicidad, funcionalidad, comodidad y ergonomía junto con una temperatura adecuada, un color relajante y estimulante y la decoración justa y necesaria, tendremos un ambiente poderoso. Es decir, tal como creen en Steelcase, concebiremos un espacio que supla nuestras necesidades y mejore nuestra labor y salud en el camino.

 

Consejos para mejorar tu ambiente físico de trabajo

 

Veamos cómo puedes incorporar y mejorar los diferentes componentes que conforman tu espacio:

 

Imagen adaptada y traducida, cortesía de Zapier

 

  1. Mantén ordenado tu puesto de trabajo: ¿No encuentras espacio libre en tu escritorio para colocar tu computador? ¿No recuerdas dónde está la información que habías anotado? “…Trabajar en un ambiente desordenado, con pilas de papeles sin archivar o notas regadas por toda la superficie hacen del día del empleado una verdadera lucha” (Barry, 2015). Ayúdate de bandejas y carpetas para la documentación; guarda los artículos de uso frecuente en gavetas o muebles para darte claridad visual; revisa con frecuencia tus papeles para botar, archivar o etiquetar lo que haga falta.

  2. Mejora la luminosidad de tu oficina: prefiere luz natural si es posible para evitar jaquecas, estrés y fatiga. Además, contribuyes con el medio ambiente. Si no es una opción, prefiere las luces blancas.

  3. Coloca plantas: mejoran tu productividad y tus niveles de felicidad.

  4. Mantén una temperatura adecuada: ni mucho frío ni mucho calor. ¿Sabías que la temperatura y calidad del aire pueden disminuir los resfriados, las ausencias en el trabajo, así como conservar mejor el mobiliario y equipos y ahorrar energía?

  5. Ayúdate de la música para relajarte y concentrarte: “Una persona consume hasta un 20% de su energía para concentrarse en un ambiente ruidoso” (Oliver, 2016). Procura moderar los ruidos ambientales y ayúdate con audífonos aisladores.

  6. Busca mobiliario adecuado para tu ergonomía: En CIPHR recomiendan proporcionar condiciones óptimas de trabajo para evitar la fatiga y lesiones que pueden resultarte costosas.

  7. Elige un color adecuado para tus paredes: el color evoca en nosotros ciertas emociones. Por ende, elige uno que no sea ni muy agresivo ni depresivo. A continuación, te comparto los efectos y sensaciones que estos nos generan.

 

 

Cortesía de Psicología y mente y Entrepreneur.com

 

¿A quién no le gusta remodelar, cierto? Anímate y transforma tu ambiente de trabajo. Aquí te dejamos una pequeña inspiración, nuestra oficina remodelada:

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags