©2016 BlueAdvisors SpA

El humor puede mejorar tu cultura laboral de forma sorprendente

April 17, 2017

 

 

¿Has notado cuán difícil es pasar mucho tiempo cerca de alguien que no tiene buen sentido del humor? Esas interacciones pueden tornarse tensas después de un rato, lo más probable es que sientas la urgencia de alejarte de esa persona lo antes posible.

 

Los ambientes laborales en los que no tiene cabida el sentido del humor no son exactamente neutrales, realmente pueden volverse muy tóxicos. Algunos incluso argumentan que el humor no solo puede convertir a los sitios de trabajo en lugares más felices y saludables, sino que también podría hacerlos más productivos. Esa creencia es lo que mantiene a personas como el humorista, conferencista y escritor Michael Kerr ocupado viajando por el mundo enseñando a las personas como relajarse en el trabajo.

 

Aquí tienes 5 razones por las que inyectar una pequeña y acertada dosis de humor en tu cultura laboral puede mantenerte riendo en todo el camino hacia el banco.

 

1. PUEDE REDUCIR EL ESTRÉS E INCREMENTAR LA MOTIVACIÓN

El humor es un gran antídoto para la acumulación excesiva de estrés. Nada como una buena risa para ayudar a relajarnos y ver los puntos positivos en las situaciones difíciles. Además, el humor es contagioso y ayuda a otros a disminuir sus niveles de estrés también.

 

Los lugares de trabajo donde el humor es común son más relajantes, aun cuando nadie esté riendo. Como afirma Kerr en su libro You Can’t Be Serious: Putting Humor to Work, “El humor reduce la tensión en una situación estresante, ofrece una perspectiva realista cuando la necesitas, te da control sobre tus emociones, y te ayuda a superar las crisis.”

Una de las formas más efectivas para crear una cultura organizacional más positiva es relajarse  un poco, haciendo saber a la gente de que el humor no solo es aceptable sino que es fomentado. Es mucho más sencillo llegar al trabajo de esa forma, mientras que una oficina sombría, aburrida y excesivamente seria es el camino más seguro para acabar matando la motivación de los empleados.

 

2. CONSTRUYE RELACIONES MÁS SÓLIDAS

Normalmente, es más fácil acercarte a alguien con quien te hayas reído, independientemente de su rango o el tuyo. El simple hecho de saber que alguien tiene un buen sentido del humor puede hacerte sentir más cómodo a su alrededor. El temor a cometer un error y ser juzgado disminuye, y nos sentimos cómodos compartiendo nuestras ideas.

 

Los beneficios pueden multiplicarse a partir de aquí. Cuando todos tus colaboradores se sienten cómodos la toma de decisiones se convierte en un proceso mucho más fluido. La creación de equipos se basa en la ruptura de barreras, no solo aquellas que llevan a las personas a ser desconfiadas y temerosas entre ellas, sino también otras más sutiles que pueden engendrarse en una cultura organizacional excesivamente formal y pesada. El humor ofrece atajos.

 

3. AYUDA A MOSTRAR AGRADECIMIENTO:

Ofrecer un premio o dar las gracias no son las únicas formas de mostrar gratitud. En los lugares de trabajo sin sentido del humor, incluso esos gestos pueden tornarse eventos forzados e incómodos, así que añádeles humor.

 

Es por esa razón que los homenajes humorísticos son una forma tan popular para brindar honores a alguien o hacer su despedida. Por supuesto, este es solo uno de los ejemplos más obvios, y el humor que uses en la oficina para expresar tu agradecimiento no necesita ser tan teatral para ser efectivo. Sin embargo, ciertamente algunas personas tienen dificultades para mostrar emociones, incluyendo el afecto. El humor se convierte entonces en un vehículo útil para expresar cuán profundamente te ha impactado alguien.

 

4. MEJORA LA SALUD

“La risa es la mejor medicina” es más que un dicho bonito. Los investigadores han encontrado que existe una correlación positiva entre la experimentación del humor y el mejoramiento del sistema inmunológico. La risa reduce los niveles de cortisol en nuestros organismos –una hormona liberada en momentos de estrés– y también desencadena la liberación de endorfinas, los químicos que hacen sentir bien al cuerpo.

 

El humor no solo te beneficia en el momento en que lo experimentas. Unas buenas carcajadas pueden liberar la tensión, y hacer que los músculos permanezcan relajados por mucho tiempo. También incrementa la presión sanguínea, lo que con el tiempo puede reducir tus probabilidades de sufrir un ataque cardíaco y otros problemas cardiovasculares.

 

5. PERMITE TRANSICIONES MÁS ARMONIOSAS

Los cambios y transiciones tienden a suscitar sentimientos de incertidumbre e incomodidad. El humor ayuda a reducir esa ansiedad al sacar a nuestras mentes de escenarios pesimistas. Fortalece los lazos personales y puede incluso reforzar las redes de apoyo que son cruciales cuando se atraviesan grandes transformaciones. En otras palabras, el humor mantiene a las culturas laborales flexibles y fuertes al mismo tiempo. Esas culturas no tienden a desmoronarse cuando enfrentan el cambio, así que empieza a relajarte y sonreír.

 

Fuente: FastCompany

 

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags