Chile apunta a los negocios e inversiones con alto valor agregado

January 26, 2017

 

El country manager de la empresa DEYDE -una de las recientes inversiones españolas llegadas a Chile, materializada junto a tres socios locales en el sector de las tecnologías- justificaba con estas palabras la elección de este país para ir adelante con su proyecto de internacionalización: "Chile es un país estable, con un mercado de la información maduro, y un avanzado nivel tecnológico que crece a diario. Este hecho, así como una creciente inversión por parte del mercado corporativo local en herramientas tecnológicas que facilitan el desarrollo y éxito de sus negocios, han sido importantes catalizadores para DEYDE a la hora de elegir a Chile como puerta de entrada para abarcar nuevos mercados".

 

Las compañías chilenas son conscientes de la necesidad ineludible de ir añadiendo valor a los bienes y servicios ofrecidos al mercado si desean permanecer por largo tiempo, sobre todo en una economía abierta como la local, donde se compite a nivel global. Con este fin existen varios programas diseñados para atender necesidades diversas surgidas en las áreas de investigación, desarrollo e innovación.

Un ejemplo son los incentivos a la inversión, que permiten rebajar vía impuestos hasta un 35% de los recursos destinados a actividades de I+D, ya sea realizada mediante la utilización de medios propios o con el apoyo de terceros; así como también las contratadas a un centro especializado inscrito en los registros de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

Superando previsiones

Corfo certificó durante 2016 un total de 195 proyectos, los cuales hicieron uso de este aliciente fiscal estimado en su conjunto en unos 76.400 millones de pesos chilenos (108 millones de euros aprox.) para inversiones en I+D, un 28% por encima de lo alcanzado en 2015. En 2017 esperan mantener el crecimiento junto con un incremento del monto destinado hasta los 90.000 millones de pesos chilenos (130 millones de euros aprox.). El perfil de las organizaciones receptoras del pasado ejercicio correspondió en un 68% al de grandes empresas; el sector forestal y el minero figuran como destacados.

Después de ocho años en vigor la ley de I+D está en vías de remozarse para hacerla más atractiva si cabe a quienes hacen uso de ella. Se contempla la posibilidad de tener una ventaja tributaria diferenciada donde pymes y start-ups obtengan un reembolso de la inversión en I+D en vez de un acicate tributario. Igualmente, podría haber un beneficio fiscal para los adquirentes de empresas de base tecnológica. Asimismo, Corfo estudia la posibilidad de estímulos mayores cuando la I+D "extramuros" implica a universidades y centros de I+D.

Solo en este apartado dirigido al fomento de la I+D existen 14 programas. Constituyen un marco seductor de alicientes encaminados a la obtención de nuevos o innovadores artículos, o formas distintas de hacer. Citamos algunos de los vigentes creados y gestionados por Corfo.

"Voucher de Innovación", válido para instituciones interesadas en impulsar la I+D, a través de la vinculación con proveedores de conocimiento como universidades, centros de investigación u otros especializados.

Ya en marcha están los "Prototipos de Innovación Corfo-Eureka" (Unión Europea), que fomentan la innovación en las empresas de Chile a través del cofinanciamiento de propuestas ejecutadas colaborativamente entre entidades chilenas y de los países participantes de Eureka (por ejemplo Reino Unido, España, Suecia, Alemania, Francia, etc.), implicando el desarrollo de nuevos o significativamente mejorados productos (bienes, servicios) o procesos, hasta la fase de prototipo.

"Desarrollo de Tecnologías de Energía Solar Fotovoltaica para Climas Desérticos y Alta Radiación" tiene como propósito adaptar o desarrollar tecnologías de energía solar fotovoltaica para responder mejor a las condiciones de zonas desérticas y alta radiación, en cuanto a durabilidad y rendimientos esperados. La idea es que reduzcan el costo nivelado de la energía a una meta de 25 dólares/MWh para 2025, poniendo énfasis en el desarrollo y fortalecimiento de proveedores locales para crear un tejido industrial sofisticado orientado a la provisión de bienes y servicios en Chile y el extranjero.

Otro de sus fines es crear o fortalecer la infraestructura tecnológica y el capital humano, avanzado en entidades tecnológicas, consintiendo activar la demanda por innovación de las empresas para la creación de nuevos productos o servicios de alto valor y potencial de mercado.

Todo este esfuerzo se enfoca a que, en cinco años, la inversión destinada en Chile a estos fines como porcentaje del PIB se sitúe al nivel de naciones similares, esto es, en torno al 1%, en tanto que el aporte privado debería aproximarse al 50%. Productividad e innovación son elementos esenciales para alcanzar el desarrollo.

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive