©2016 BlueAdvisors SpA

5 Prácticas de ventas B2B que te harán más productivo

January 20, 2017

 

 

El dirigir todas las actividades de ventas de una empresa no es sencillo, dado que existen numerosos hábitos potenciales y estrategias que requieren trabajo y supervisión constantes. Gracias a las redes sociales, marketing de contenidos, SEO, publicidad en línea y muchas otros recursos las opciones son ilimitadas. Por ende, se vuelve cada vez más difícil ser eficaz. Necesitas las herramientas de gestión de ventas, conocimientos y estrategias correctas a tu disposición para poder sacar el máximo provecho de tu valioso tiempo y demás recursos limitados.

 

Estas 5 prácticas B2B pueden ayudar a los profesionales de ventas a manejar mejor su tiempo e incrementar la productividad, permitiéndoles hacer más en menos tiempo y a tener un impacto sustancial en sus ventas. Revisemos:

 

1. Desglosa tus metas: Las metas específicas son cruciales, ya  que las metas generales rara vez te permiten saber cuál es el siguiente paso. Por ejemplo, si afirmas que quieres lanzar una nueva campaña de ventas, no tienes mucho con que proseguir; esto podría significar que quieres hacer una tormenta de ideas o empezar a esbozar algún contenido. Necesitas volverte más granular con respecto qué deseas lograr y cuándo. Empezar con alguna meta general es un primer paso necesario, pero luego divide esa meta en tareas más pequeñas para poder lograrla. Para lanzar una nueva campaña, podrías desglosarla en varias tareas como hacer una lluvia de ideas, preparar borradores de publicaciones para las redes sociales, delegar la creación de contenidos, consultar a tu equipo de diseño para la publicidad, y finalmente lanzar la campaña. Luego, despliega esas tareas a lo largo del tiempo para incrementar tus posibilidades de alcanzar a tiempo tu meta principal.

 

2. Haz seguimiento a tu tiempo: Si deseas hacer un mejor uso del tiempo, primero necesitas entender bien cómo lo estás utilizando. Algunos emprendedores eligen de hacer esto de forma analógica, simplemente anotando en una agenda o libreta. Sin embargo, existen métodos más eficientes, como las aplicaciones que lo hacen por ti. Toggl es una herramienta que te permite agendar fácilmente las tareas en las que planeas trabajar, para que luego puedas registrar cuánto tiempo estás gastando en cada proyecto en particular al iniciar el cronómetro con un clic. Cuando completes la tarea, o decidas hacer una pausa, puedes parar el cronómetro de nuevo con un clic. Esta aplicación actualiza luego todas tus actividades en tiempo real para que puedas acceder a informes y datos respecto a cómo consumes tus horas. Cualquiera que sea la herramienta que utilices, la meta es tener una visión general de cómo se invierte el tiempo, lo que te hará observar patrones que pueden ayudarte a realizar cambios respecto a su distribución en el futuro. Por su parte, usar una aplicación no toma mucho tiempo, así que no representa una tarea adicional en sí misma.

 

3. Reduce las reuniones: Estas son esenciales ocasionalmente para coordinar con tu equipo y lograr que las cosas se hagan, pero si asistes a juntas sin un plan o propósito real, se convierten en grandes pérdidas de tiempo. Todos hemos perdido muchas neuronas en juntas sin importancia. Enfócate mejor en diseñar una estructura específica de comunicaciones con tu equipo, acordando cómo cada miembro debe comunicarse con los demás para expresar ideas o preocupaciones y así manejarlas en tiempo real fuera de las reuniones formales. Esto te permitirá reservar las juntas para aquellos momentos en que de verdad resulten necesarias para reunir a tu equipo y discutir juntos las ideas, preocupaciones o planes cara a cara. Puedes consultar aquí sobre las aplicaciones que facilitan la optimización de las reuniones.

 

4. Toma descansos: Podría sonar ilógico, pero las pausas son esenciales para la productividad. Este simple hecho se le escapa a la mayoría de los emprendedores tipo A. Mas, si trabajas constantemente y nunca tomas tiempo para ti mismo, estás más propenso a agotarte y volverte menos productivo. Por tanto, planifica pausas regulares a lo largo del día para que puedas refrescarte y recargar parcialmente tus energías. Adicionalmente, deberías poder alejarte del trabajo un par de días o una semana de vez en cuando para que logres recargar completamente tu motivación, creatividad y productividad.

 

5. Simplemente comienza: Cuando se trata de mejorar la productividad, el solo hecho de empezar puede ser con frecuencia  la parte más difícil y la que más permite pasar a la acción . El arranque es el comportamiento crucial que lleva al logro. Como señaló Voltaire, lo perfecto es enemigo de lo bueno. No dejes de disfrutar aquellos incrementos de productividad que son suficientemente buenos, por esperar que tu situación de ventas sea perfecta... pues nunca lo será.


Fuente: Forbes.

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags