©2016 BlueAdvisors SpA

4 técnicas para motivar a tus empleados, tan efectivas como un ascenso:

October 3, 2016

 

Cuando se trabaja en una estrategia corporativa, los empleados deberían ser siempre un área que merece especial atención. Si están satisfechos con sus roles y el equilibrio entre trabajo y vida personal, hay muchas posibilidades que sus niveles de productividad se mantengan altos y las metas de la compañía sean alcanzadas. Saber que tu trabajo es reconocido, preferiblemente a través de una promoción, es uno de los motivadores más fuertes, porque al mismo tiempo se aprecia y se recompensa el trabajo duro. Sin embargo, a menudo las empresas no pueden realizar ascensos por numerosas razones, desde financieras hasta de estructura empresarial. Entonces ¿cómo motivar a los empleados cuando el ascenso no es una opción? Aquí te presentamos cuatro formas:

 

Mostrar reconocimiento:

Un aumento de sueldo puede ser un motivador fuerte, pero es casi insignificante si los empleados no sienten que juegan un rol importante en la compañía. A pesar de haber una necesidad por pagar las cuentas, los empleados quieren que su trabajo sea reconocido. Una de las formas de hacerlo es mostrar confianza al darle al empleado mayor libertad en la toma de decisiones y confiar en su estilo de trabajo. No significa asignarle más trabajo, sino resaltar las habilidades y talentos que los hacen únicos y valiosos miembros de la empresa.

 

El dinero puede venir en diferentes formas y tamaños:

Si ciertos factores no permiten que los ascensos ocurran con mayor frecuencia, aún puede haber un reconocimiento financiero de los empleados, solo que de forma diferente. Las compañías pueden otorgar más bonos por objetivos alcanzados, pero también se puede recompensar a los empleados con participaciones accionarias. La opción de compra para empleados (Employee Stock Option) permite a un empleado la compra de cierta cantidad de acciones de la empresa en un período de tiempo específico. Esto difiere de la manera regular que rige la compra y venta de acciones en bolsa, pues estas acciones no pueden ser comercializadas por inversionistas sobre la base del intercambio. El proceso gratificante comienza cuando las acciones suben de precio a lo largo del tiempo, mediante la alineación de los incentivos entre accionistas y empleados. Estos esquemas son beneficiosos, pues se torna realmente valioso trabajar en alcanzar los objetivos de la compañía y luego comprobar el comportamiento de los precios de tus acciones en el mercado.

 

Metamotivación:

Aún cuando un ascenso es un estímulo financiero y de apreciación, también tiene un efecto a corto-plazo. En la actualidad, el auto-crecimiento es una prioridad para muchos, y si nos referimos a la jerarquía de necesidades de Abraham Maslow, lo llamamos “metamotivación”: un hambre insaciable de superación. La Metamotivación ocurre cuando las personas se actualizan y se esfuerzan más allá del alcance de sus necesidades básicas para lograr su máximo potencial. No es el ascenso lo que los conduce, sino la oportunidad de adquirir conocimientos, habilidades y experiencia. Puede ser en la forma de cursos, coaching, lecciones de lenguas extranjeras u otras formas —pero lo más importante es que los empleados puedan elegir lo que quieren aprender y alcanzar—, es allí cuando se sienten verdaderamente recompensados.

 

Motivando a los “millennials”

Los millennials son una creciente fuerza de trabajo que está ocupando los pasillos corporativos. Según el informe de PwC “Millennials en el trabajo, reforma laboral”, este grupo representará el 50% de la fuerza laboral mundial en 2020. Es una generación diferente a los Baby Boomers, especialmente en relación a sus aspiraciones de carrera. De acuerdo a este estudio, como han sido testigos de las incertidumbres de la economía actual, los millennials tienden a pensar primero en sus necesidades y solo después en las de la compañía. Los programas de incentivo son una forma de motivarlos, haciendo que el ambiente de trabajo sea cómodo. Mucho puede alcanzarse al apalancar el poder de ciertos beneficios del estilo de trabajo, sin incrementar el presupuesto. Estos pueden incluir ganar días de “trabajo desde casa”, días de “vestimenta casual”, el derecho a escoger los puestos de estacionamiento más deseados y almuerzos exclusivos. Un eficaz esquema de recompensas que se puede ejecutar regularmente, alentando el espíritu competitivo entre equipos.

 

fuente: The Innovation Enterprise LTD [GB]

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags