Competencias que debe desarrollar un ejecutivo

 

Para poder determinar las competencias esenciales que requieren las empresas en los próximos años es indispensable entender tendencias actuales como son: la globalización, los cambios climáticos y demográficos, el individualismo y la preponderancia de un estilo de vida digital.  En ese marco, los empresarios deben preguntarse qué es lo que está pasando y hacia dónde quieren ir, para poder definir con mayor precisión qué competencias deben desarrollar opriorizar en sus líderes, que los puedan llevar a resultados tangibles y satisfactorios.

 

El tema de la globalización representa para las empresas la necesidad de abrirse a nuevos ámbitos y maneras de operar de diversas culturas, en diferentes lugares, situaciones y horarios, con hábitos generacionales ineludibles y en un mundo en el que además es necesario comprometerse con temas como el de la sustentabilidad.

 

A continuación enumeramos algunas de las competencias ejecutivas que podemos recomendar a las organizaciones para evitar el rezago.

 

1. Capacidad de análisis, enfoque integral y generación de nuevas soluciones

Los ejecutivos de hoy deben desarrollar la habilidad de identificar patrones o conexiones entre situaciones que no son obvias y entender temas subyacentes en condiciones variables. Deben tener la capacidad de aplicar conceptos complejos y trabajar con datos muy disímbolos, clarificarlos y eventualmente crear nuevos conceptos.

ESTÁN OBLIGADOS TAMBIÉN A PLANEAR A LARGO PLAZO CON UNA PERSPECTIVA INTEGRAL Y A ENCONTRAR FÓRMULAS DIFERENTES DE RESOLVER COYUNTURAS DE NEGOCIO QUE LOS MANTENGAN COMPETITIVOS.

 

2. Flexibilidad

Esta competencia implica afinar la capacidad de trabajar en entornos impredecibles y de adaptarse a las circunstancias y retos. Por ejemplo, cambiar de fuentes de proveedores de insumos o de mercados de manera rápida, integrarse en proyectos innovadores aprovechando oportunidades de mercado y buscando alianzas estratégicas, así como correr el riesgo -en la búsqueda de mayor valor y productividad-  de transformar maneras de operar, esquemas de trabajo y metodologías, entre muchas otras acciones.

Sin duda, en un mundo tan cambiante como el actual, es indispensable reaccionar rápidamente a lo que va sucediendo y desarrollar la habilidad de detectar a tiempo (y actuar en consecuencia), cuando es necesario romper con esquemas rígidos que frenan el desarrollo.

 

3. Entendimiento intercultural

Es una competencia asociada a puestos que se relacionan con diferentes culturas y maneras de funcionar de las empresas en diversos países, tiene que ver con el grado de complejidad en el que se hacen las cosas y, sobre todo, con negociaciones en distintos ambientes.

 

En ese sentido, es importante entender que cada sociedad tiene una forma de operar: hay sociedades más pragmáticas, otras son formales o informales, las hay también con muchos controles operativos y se pueden enumerar muchas otras características que es importante identificar para poder descifrar el contexto, con sus valores y prioridades y definir estrategias asertivas que permitan penetrar en los diferentes mercados entendiendo a la vez gustos y necesidades de sus miembros.

 

4. Liderazgo en equipos en un contexto digital

Es otra competencia que cobra más fuerza en el presente por las características de los equipos cada vez más multifuncionales y que inclusive pueden pertenecer a compañías distintas que se han asociado con determinados propósitos.

Paralelamente, entran en juego la revolución informática y nuevos esquemas de trabajo a distancia que representan un gran desafío para los líderes que deben encontrar la forma decomprometer a la gente y enfocarla hacia resultados específicos, sin tenerla muchas veces físicamente en la misma oficina.

 

5. Integridad y responsabilidad social

Desde la perspectiva de competencias, definimos la integridad como el grado de congruencia entre lo que se dice y lo que se hace. Bajo esta consideración resulta evidente el tramo que hay que caminar. Existen innumerables casos de empresas que utilizan el eslogan de responsabilidad social sin que necesariamente realicen esfuerzos que demuestren su compromiso.

 

Entrando en materia, el respeto al medio ambiente y a la sociedad son aspectos que no se pueden pasar de largo en los tiempos actuales y que cada día cobrarán más fuerza. Los ejecutivos tienen que desarrollar mayor conciencia social y asumir desde su jerarquía, una postura responsable en cuanto a temas como son: el ahorro y la dosificación de energía, agua y otros servicios, para que el suministro de los mismos pueda mantenerse.

El compromiso con acciones de esa naturaleza genera beneficios para la empresa y para la sociedad, además de reforzar la imagen de la organización como una entidad socialmente responsable.

 

Paralelamente, la responsabilidad social tiene que darse hacia el interior de la empresa con medidas en las que sea visible el respeto a los colaboradores, la generación de esquemas de desarrollo para ellos y la implantación de políticas en las que priven justicia y equidad, entre otras acciones que dan cuenta del interés por la gente y por mejorar el clima y condiciones de trabajo, lo que redundará también en mayor satisfacción y compromiso de los colaboradores.

 

6. Capacidad de dirigir e integrar a diferentes generaciones

Es ineludible que en los tiempos modernos las empresas experimentan cambios demográficos, con la presencia de diferentes generaciones, catalogadas básicamente por la edad de los colaboradores, pero sobre todo por sus hábitos, intereses y gustos, muy diversos entre una generación y otra.

 

Al respecto, la necesidad de liderar personas con muy diversas inquietudes, gustos y prioridades orilla a los líderes a identificar lo que para ellas es relevante y/o insustancial y, en ese sentido, adefinir nuevos esquemas para construir realidades que atraigan a grupos e individuos.

 

4 consejos para dar en el blanco

Cómo ir hacia las competencias correctas.

 

1. Identifica tus mejores fortalezas y poténcialas.

2. En cuanto a tus áreas de oportunidad, trabaja sobre las de mayor envergadura tanto en materia de resultados, como en tu trabajo directivo.

3. Rodéate de talentos especialmente en los terrenos en los que tu especialidad no es tan sólida.

4. Comprende que todo cambia a una gran velocidad y que si tú no reaccionas a tiempo, podrías quedarte fuera de la jugada.

fuente: Alto Nivel

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive