©2016 BlueAdvisors SpA

Tener una buena presentación en los puntos de venta

August 11, 2016

La presentación de nuestros productos es un factor importante, ninguna empresa que comercializa sus productos por la vía retail puede pasar por alto al momento del desarrollo de sus productos.


Siempre confiamos en nuestros productos, ciegos en que cumplen la calidad y las normas exigidas por los consumidores como por diferentes autoridades regulatorias, pero nunca nos preguntamos si ¿el producto va en el envase/presentación correcta?, por otra parte si el producto tiene años comercializándose debemos preguntarnos: ¿todavía tenemos el empaque correcto?

 

En general la pregunta, ¿qué empaque debe llevar nuestro producto?, es definida en el momento de la investigación y desarrollo del producto, en donde “el costo” del mismo influye en la decisión del empaque a utilizar. Cualquiera podría decir: “antes de lanzar el producto se evalúa el empaque con el consumidor”, esta afirmación es parcialmente correcta, generalmente en este tipo de estudios se evalúa el empaque elegido y sus elementos, pero les hago una nueva pregunta: ¿se evalúa el empaque que se desea elegir (por costos) versus otros empaques para saber cuál prefiere el consumidor?.


En los últimos años, todas las grandes marcas se enfrenta a este dilema, el shopper está evolucionado en la forma de comprar, según los últimos estudios realizados por Kantar World Panel se afirma que el canal moderno en el cual se encuentran todos los vendedores retail está creciendo y en muchos países es más grande que el canal tradicional.


En crecimiento del canal moderno en la mayoría de países se debe a que en gran medida los proveedores de los retail están evolucionando al “adaptar” sus empaques a las necesidades del Shopper. Según Kantar: “el 80% de los Shopper´s ya no están dispuestos a pagar por empaques caros o que no los valen para ellos”. Por ejemplo, en cualquier supermercado del mundo podemos ver que antes las aceitunas se comercializaban en latas ahora vienen en bolsas tipo doypacks, podemos mencionar otros ejemplos como frijoles, lácteos, aderezos, etc., productos que han evolucionado en empaques que el consumidor valora.


Esta tendencia aun es recientes para la mayoría de países de Latinoamérica, donde marcas pequeñas comenzaron a utilizar empaques adaptándolos en tamaños y formas a las exigencias del shopper, esto obligo a que las marcas “premium” también cambiarán sus empaques para poder recuperar la penetración que habían perdido, frente a marcas pequeñas.


Sin duda alguna, esto nos lleva a reflexionar continuamente y nos invita a evaluar nuestros empaques actuales  con el objetivo de hacer los cambios pertinentes para incrementar nuestro volumen de venta, participación de mercados o simplemente llegar a mercados nuevos.
En la actualidad, el shopper está abierto a nuevos empaques y nuevos productos, el shopper es más “practico” y si no entramos a esa practicidad que el shopper necesita simplemente puede cambiarnos por una marca seguidora que si le de ese beneficio que anda buscando.


No hay que perder de vista que quien define nuestros empaques es el shopper, y que no solo debe responderse una de las dos preguntas antes planteadas sino que ambas.

 

Fuente: America Retail 

Please reload

Featured Posts

Todo lo que debes saber sobre productividad laboral

April 4, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags